RAZAS BOVINAS


1.
BETIZU

Otras denominaciones no oficiales: Etxeko Behia, Herri Behia y Kata Bizarra
(Orozko).
Denominaciones incorrectas: Betitzu, Betiso y Betitsoa
Área de distribución: Dima (Bizkaia); Adarra-Leizarán, Jaizkibel y Arno (Gipuzkoa); Finca de Sastoia (Navarra) e Ibardin y Mondarrain (Lapurdi).
Censo: 200 (hembras y machos)
Estado de conservación: EN PELIGRO.
Ferias donde se puede ver: Segundo sábado de Octubre en la Feria de las Razas Autóctonas Vascas de Markina (Bizkaia).

DESCRIPCIÓN

 

    Esta raza es el reducto que queda en Euskal Herria del toro salvaje o uro cuyas huellas se pierden en la noche de los tiempos. El pequeño torosalvaje, rojo, típico de este País, es una raza semisalvaje que por una parte tiene propietarios y que a la vez conserva peculiaridades de salvajismo, que lo hacen desplazarse a su aire en la montaña, alimentarse por su cuenta y reproducirse sin intervención humana.
    La palabra Betizu proviene del euskara y quiere decir: behi=vaca e izua=huidiza, debido al carácter semisalvaje de estos animales que se ocultan en zonas boscosas. Etimológicamente por tanto, quiere decir vaca salvaje, huidiza y asilvestrada. Esta raza está formada por bóvidos de gran rusticidad y poco desarrollo corporal. Son eumétricos, con tendencia a longilíneos y de perfil recto. La alzada a la cruz en los machos es como mucho hasta 130 cm. y en las hembras hasta 120 cm. Los pesos medios para los machos son de alrededor de 400 a 500 kg. y de 350 para las hembras. Su tercio anterior es más desarrollado que el posterior. La capa es de color uniforme, trigueña o pardo rojiza, variando desde el más claro hasta el encendido, con decoloración centrífuga a nivel de bragadas, periné, axilas, extremidades, morro y región orbitaria (ojo de perdiz). Hay ausencia de pigmentación en las mucosas y pezuñas. Los cuernos son de desarrollo precoz, en forma de media luna más abierta en los machos que en las hembras, en las que con la edad suelen acabar en forma de lira y ligeramente en espiral.
Hembra de raza Betizu           Hembra de raza Betizu

    Las astas presentan un color blanco nacarado más intenso en su base y con las puntas amarillentas. El ciclo reproductor está asociado a las estaciones y suelen parir una cría cada dos años. Sus peculiaridades de gran rusticidad, junto a su valor histórico y tradicional en los montes vascos, confie ren a esta raza un interés especial para el aprovechamiento de zonas marginales y de montaña.
    En Bizkaia existe una asociación de ganaderos de la raza denominada BITEBEL (Bizkaiko Terreña eta Betizu Elkartea) fundada en 1996. En 1997, la Diputación Foral de Gipuzkoa ha creado un rebaño conservador en el Parque Natural de Pagoeta. Relacionada con esta raza según algunos autores se encuentran los toros bravos de Casta Navarra. Y entre ellos los afamados Carriquirris. Estos toricos navarros, que se encontraban en su mayoría en la ribera del Ebro, eran bóvidos pequeños y ágiles, el color de la capa característico era castaño, retinto, melocotón o colorado encendido.