RAZAS OVINAS


6. CARRANZA CARA NEGRA Y CARA RUBIA

Denominaciones incorrectas: Vasca y Vasco-Bearnesa.
Area de distribución: Las Encartaciones (Bizkaia).
Censo: 200 (hembras y machos) de CN y 11.000 de CR.
Estado de conservación: EN PELIGRO (CN) y NO EN RIESGO (CR).
Ferias donde se puede ver: Segundo sábado de Octubre en la Feria de las Razas Autóctonas Vascas de Markina (Bizkaia) y en las ferias ganaderas de Bizkaia, principalmente en la zona de Encartaciones.

DESCRIPCIÓN

 

    La prueba gráfica más antigua de la existecia de esta raza es un grabado de 1872 publicado por la Ilustración Española con motivo del Concurso de Ganados de Santander de ese mismo año. Son óvidos de excepcional carácter lechero, cuya leche junto con la procedente de las ovejas de raza Latxa es la única aceptada para la elaboración del queso de Denominación de Origen Idiazábal. Tienen unos rendimientos medios por oveja de 160-170 litros en un período de 150 días.
    De tamaño algo superior a la Latxa (los machos de raza Carranzana tienen una media de alzada a la cruz de 76 cm.). Son de perfil convexo o ultraconvexo, de proporciones longilíneas con lana larga y no tienen moña. Sin vellón en el tercio superior del borde anterior del cuello. Aunque ambos sexos pueden tener cuernos, en las ovejas y en los moruecos alcanzan gran desarrollo tomando en forma de espiral abierta. Las orejas son grandes y caídas a diferencia de la raza Latxa, en la que son medianas y horizontales. El peso en los machos es de alrededor de 90 kg. y de 65 en las hembras. Hay dos variedades: Cara Negra, en estado crítico de extinción ya que apenas quedan cinco rebaños con 250 ovejas en total y Cara Rubia. Generalmente se cubren por primera vez entre los 15 y 18 meses de edad y los partos se producen entre los meses de Octubre a Marzo.
Hembra de raza Carranzana Cara Rubia      Hembra de raza Carranzana Cara
      Rubia

    El censo de 1991 según las campañas se saneamiento ganadero realizadas por el Departamento de Agricultura de las Diputación Foral de Bizkaia era de 11.000 cabezas.
    Los criadores de esta raza están asociados en la Asociación de ACOL.
    Un error frecuente es confundir esta raza con la Vasco-Bearnesa (Basco-Bearnaise o Basqueise) típica de Iparralde. Son animales rústicos, de tamaño grande (unos 75 cm. de alzada a la cruz). La cabeza es blanca y posee una encornadura muy desarrollada. El perfil es convexo o ultraconvexo. Los pesos medios son de 80 a 90 kg. para los machos y de 55 a 65 kg. para las hembras. El censo se estima en unas 80.000 cabezas. El ordeño suele durar unos 142 días, obteniéndose entre 90 y 100 litros. Tienen largas extremidades que las adaptan perfectamente para los largos recorridos en sus transterminancias.